Mercedes-Benz

Mercedes-AMG GT Black Series

24.11.2020

Mercedes-AMG GT Black Series
Black Series es la denominación que Mercedes-AMG utiliza desde 2006 para sus proyectos más especiales, coches que llevan la tecnología de competición sin concesiones a la producción en serie. El nuevo AMG GT Black Series es digno heredero de esta tradición: incorpora el motor AMG V8 de serie más potente de todos los tiempos, la aerodinámica activa más sofisticada y los materiales más avanzados.
Para lograr la máxima potencia del motor V8 biturbo de 4,0 litros, los ingenieros han optimizado la disposición de los codos del cigüeñal. Hasta ahora, Mercedes-AMG había utilizado el cigüeñal cruzado en todos sus motores V8. Sin embargo, el nuevo Mercedes-AMG GT Black Series estrena un nuevo cigüeñal plano que ha sido la clave para lograr que la potencia aumente hasta unos impresionantes 730 CV con una respuesta aún más ágil y directa.
El motor V8 de serie más potente de Mercedes-AMG
El nuevo motor del GT Black Series entrega 730 CV a 6.700-6.900 rpm y un par motor máximo de 800 Nm entre las 2.000 y las 6.000 rpm. En la práctica, estas cifras se traducen en un carácter singular, un sonido único y unas prestaciones impresionantes: acelera de 0 a 100 km/h en solo 3,2 segundos y alcanza los 200 km/h en menos de nueve segundos. La velocidad máxima asciende 325 km/h.
Diseño y aerodinámica: la forma sigue la función
Los expertos en aerodinámica y los diseñadores han trabajado codo con codo en la creación del nuevo Mercedes-AMG GT Black Series. El trabajo cuidadoso en el túnel del viento se aprecia en el faldón con difusor de gran tamaño, las ranuras laterales para la evacuación del aire de los pasarruedas, el innovador alerón trasero de fibra de carbono…
La combinación de las Air Curtains y los flics en forma de media luna reduce el coeficiente de resistencia aerodinámica y aumenta la estabilidad.
En la posición de competición Race el splitter frontal de fibra de carbono forma por debajo de la parte delantera un difusor frontal con forma de ala invertida. En función de la velocidad de marcha, desciende para generar el llamado efecto Venturi, que aspira el vehículo hacia el suelo y aumenta la carga aerodinámica en el eje delantero. El conductor nota su efecto en la precisión de la dirección, sobre todo en curvas a alta velocidad.
El nuevo capó de fibra de carbono también procede directamente de la competiciónLas dos grandes salidas de aire extraen del compartimento del motor el aire caliente expulsado por el bloque de refrigeración y aumentan de esta manera el conjunto de la carga aerodinámica.
Las ranuras de ventilación o louvers de cinco lamas integradas y las salidas de aire en los guardabarros delanteros de fibra de carbono por detrás de las ruedas contribuyen a aumentar la carga aerodinámica en el eje delantero gracias a la eficaz evacuación del aire en los pasarruedas.
Otro detalle interesante es el flap móvil integrado en el perfil superior del alerón.