Mercedes-Benz

Nuevo Mercedes-AMG GT Black Series

25.08.2020

Nuevo Amg Black Series
Desde el año 2006, Mercedes-AMG reserva la denominación Black Series para sus automóviles más especiales: deportivos sin concesiones que son fruto de una transferencia sistemática de la tecnología de la competición a la producción en serie.
Ahora llega la obra cumbre. El nuevo GT Black Series incorpora el motor V8 más potente que haya propulsado nunca ningún Mercedes-AMG de serie, el diseño más expresivo y la aerodinámica más sofisticada, con muchos elementos heredados del bólido de competición AMG GT3.
El resultado entusiasma por su respuesta directa y su máxima agilidad.
730 CV: el Mercedes-AMG más potente de la historia
El nuevo motor del GT Black Series es un V8 biturbo de 4,0 litros con engrase por cárter seco que entrega 537 kW (730 CV) a 6.700-6.900 rpm y un par motor máximo de 800 Nm entre las 2.000 y las 6.000 rpm.
Las prestaciones son impresionantes: el Mercedes-AMG GT Black Series acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y alcanza los 200 km/h en menos de nueve segundos. La velocidad máxima asciende 325 km/h.
Una de las novedades que incorpora este propulsor es el nuevo cigüeñal plano que mejora el ciclo de admisión y escape.
Una aerodinámica excepcional
La estética es espectacular, pero en el Black Series la forma sigue a la función. Los expertos en aerodinámica y los diseñadores han trabajado codo con codo para optimizar el dinamismo de la conducción y la estabilidad de la marcha.
Casi todos los elementos exteriores contribuyen a aumentar la carga aerodinámica, disminuir el coeficiente de resistencia y garantizar la máxima estabilidad, pero destacan sobre todo dos: el splitter frontal y el alerón trasero.
El splitter frontal de fibra de carbono se puede ajustar manualmente en dos niveles: Street y Race. En la posición Race se forma por debajo de la parte delantera del vehículo un difusor frontal. En función de la velocidad de marcha, este elemento desciende a medida que aumenta la depresión, acelerando el flujo de aire en los bajos y generando el llamado efecto Venturi, que aspira el vehículo hacia la calzada.
En la zaga destaca el innovador alerón trasero de fibra de carbono, con dos elementos que se pueden ajustar por vía mecánica para adaptarlos a las diferentes condiciones del trayecto. El flap móvil integrado en el perfil superior del alerón permite un ajuste por vía electrónica para mejorar el dinamismo en función de la situación de conducción.
El nuevo volante AMG Performance se caracteriza por su manejo intuitivo, pensado para permitir al piloto concentrarse sin restricciones en la conducción dinámica sin apartar las manos del volante. Incluye levas de cambio de marcha manual de aluminio integradas, botones Touch Control para controlar qué información se muestra en el cuadro de instrumentos y en el visualizador de medios, regulador para seleccionar directamente los programas de conducción AMG, etc.